martes, 26 de febrero de 2013

Terapia

La semana pasada volví a quedar con mi reflexóloga-homeópata....

Me dio un masaje en los pies que me arregló medio cuerpo, entre despotricar y más despotricar.

Hoy ha vuelto. Nuevo masaje a mis pies doloridos por ponerme tacones para ser "la diva Fasol Lá". 

Con los masajes y las flores... revivo. ¡Prepárate, mundo!

3 comentarios:

  1. María, necesito algo así. Tú crees que hay de eso para el corazón?

    Un besito

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gusta leer que nos cuidamos!!!

    ResponderEliminar
  3. Respuestas:

    Blau: ¡Claro! Vente y que te dé un masaje.

    Beatriz: ¡Gracias! Si necesitas una voz femenina, ya sabes dónde encontrarme. ;-)

    ResponderEliminar