domingo, 26 de enero de 2014

De volcán a terremoto

Estoy en proceso de cambio. 

Esta semana ha sido muy positiva, me han pasado cosas muy bonitas y a quienes me rodean también: jornada continua, curso especial, oferta para apuntarme a curso super especial, fecha de opos para mi hermana, Ana y su venta...

Mención especial a J., que empezó su ponencia diciendo que se sentía feliz e hizo que se me saltaran las lágrimas de emoción. Tiene una sensibilidad enorme y una pedagogía estupenda. Me gustó mucho, mucho, mucho.

Hace unos días me vino a la cabeza que, cuando era pequeña, había un cura que me llamaba "terremoto" y aún sigue preguntando por mí de esta manera.

Reflexioné y pensé que, con el tiempo, me había convertido en "volcán": mucha furia por dentro, escupiendo lava con mis palabras pero nada de movimiento.

He decicido volver a convertirme en "terremoto". Todo lo que muevo se convierte en algo beneficioso para mí y ese movimiento debe partir de mí misma. Estoy en el camino... a pedales.

3 comentarios:

  1. María, que el mundo se prepare ;-)

    ResponderEliminar
  2. Respuestas:

    Hormiga: Ja, ja, ja... ¡Sí!

    Blau: Uhhhh... con que me prepare yo...

    ResponderEliminar

Tu versión