jueves, 16 de febrero de 2012

Entre personas

En días muy malos, de trabajo, de aceleramiento, de malas vibraciones... mi hermana vuelve a sorprendernos.

Esta vez nos ha regalado una taza PRECIOSA de corazones, celebrando nuestro particular "Día del Amor" entre amigas.

Me puse tan nerviosa cuando descubrí los paquetes al guardar la compra... que no podía dormir de las emociones que sentía.

Ayer volvía a la terapeuta después de un mes sin vernos. Aceleración versus tranquilidad. Tengo que recobrar la calma. No sé qué tienen sus palabras, cómo te mira... que te marchas de allí con el convencimiento de poder hacer lo que quieras, lo que desees.

Soy capaz.

5 comentarios:

  1. jajaja. Leches yo también. Tarde de terapeuta. Soy capaz.

    ResponderEliminar
  2. Oye, María, y vuestras terapeutas no tienen una terapeuta amiga por aquí, por Tenerife?? Jajaja. Por supuesto que eres capaz!! Lo dudabas?? :-) Un abrazo, guapa!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, para eso están las terapeutas no?? A seguir así! :-)

    ResponderEliminar
  4. Respuestas:

    Martina, Alson: Somos capaces, somos capaces...

    Kika: No lo sé, pero estoy segura que a la mía le encantaría pasar una temporadita por allí...

    Hormiga: Claro...

    ResponderEliminar

Tu versión