viernes, 14 de mayo de 2010

Huevos

Ayer vino mi amiga T. a almorzar. Su amiga M. la llamó para que la llevara una patata y un huevo.

Fui a la despensa y cogí tres patatas pequeñas, no había grande. Y saqué un huevo del frigorífico.

Al minuto T. se marcha. Vuelve a llamar al timbre: "He roto el huevo". Salgo con una bolsa y otro huevo del frigorífico y le digo: "No llegáis, mete todo aquí y que M. lo limpie luego".

Por la tarde le cuento todo esto a mi madre. Me dice: "Pero si los huevos del frigorífico estaban cocidos, cómo se le van a romper. ¿Cómo que no hay patatas grandes?". Me lleva al cajón... y había... al fondo.

Tuvimos que llamar a M. Utilizó esos huevos para la ensalada.

Frase de mi madre: "Hija, contigo no tenemos nada".

7 comentarios:

  1. jajajaja las madres son geniales para eso! lo encuentran todo a la primera! para mi que lo esconden y luego cuando decimos que no hay lo sacan ajajajajajajajjajajajaja

    ResponderEliminar
  2. jajajaja las madres son geniales para eso! lo encuentran todo a la primera! para mi que lo esconden y luego cuando decimos que no hay lo sacan ajajajajajajajjajajajaja

    ResponderEliminar
  3. Dile a tu madre que nosotr@s tenemos muy buenos ratos contigo,jeje

    ResponderEliminar
  4. Me apunto a lo de "Alas". Contigo lo pasamos bien

    ResponderEliminar
  5. Yo apoyo a alasdemariposa y a verticana, nos haces pasar muy buenos ratos.
    Y puntualizo a Tanais, es que las madres somos quienes lo recogemos y guardamos todo por eso sabemos donde está jajaja

    ResponderEliminar
  6. Respuestas:

    Alson: Lo dice porque nunca encuentro nada...

    Tanais: ¡Eso! Porque yo en mi casa lo encuentro todo.

    Alas, Verticana: Me ha tocado el papel de "payasa", ¿no?

    MH: Puntualizo. Es que a mí, saber dónde están las patatas y los huevos me da igual, yo no cocino...

    ResponderEliminar

Tu versión