martes, 15 de diciembre de 2015

Mi padre

Hoy mi padre cumple 67 años.

Poco a poco va dejándose dar besos. Desde que se jubiló gruñe muchííísimo menos. 

Le gusta chinchar a mi sobrina pequeña y deja que se siente en su lugar del sofá, cosa que no ha hecho nunca con nosotros... :) Me gusta verle jugar con ella a peleas, como hacía con nosotros cuando éramos pequeños e intentábamos echarle del sofá los tres a la vez. Nos cogía a uno con las piernas y a los otros dos de las manos y nos decía: "¿Os rendís?". Decíamos que sí para que nos soltara y vuelta a empezar...

De mi padre me quedo con su trabajo, con su tesón, con su fortaleza para sacar adelante a su familia y cómo sonríe cuando digo que "soy toda a mi padre, menos en la alegría, que saqué de mi madre". "Ya empezamos..." contesta.

A pesar de las diferencias que tenemos, de los encontronazos que hemos tenido... le quiero. Muchísimo. Más de lo que, a veces, he querido creer.

P(á)pa, me encantaría ir de tu brazo para casarme con Ana. Significaría que te sientes orgulloso de mí. Como yo me siento MUY orgullosa de ti.

4 comentarios:

  1. ¡Qué bonito todo lo que has escrito sobre tu padre! Seguro que él también se siente orgulloso de ti :)

    Pd: mi padre tampoco le cede su lugar del sofá a nadie, salvo a mis sobrinas! jaja debe ser cosa de abuelos ;)

    ResponderEliminar
  2. Padre y abuelo. Mi padre se dejaba peinar por mi hija, con flequillo y coletas de colores. A mí creo recordar que no me dejaba. Pero es que los abuelos estamos para reparar los errores que cometimos como padres y para malcriar un poquito también :) Bonito lo que le propones o sugieres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Candela: Ojalá que la sugerencia se haga realidad.

      Eliminar

Tu versión