viernes, 19 de julio de 2013

Destape

Me he leído "Brújulas que buscan sonrisas" de Albert Espinosa. Un libro que ha supuesto la continuación del curso que hice la primera semana de verano. La última frase dice: "Decidí que yo también me permitiría ser todo lo que quisiera ser...". 

Pues sí, ése es el camino en el que estoy. Así que, esta mediodía, por primera vez en mi vida, he ido a la piscina de mi pueblo en bikini. ¡Fuera prejuicios!

Llevaba tres semanas dándole vueltas a cómo recuperar la amistad con mi amiga "la dolida". Anoche le mandé un "wasap" para hablar hoy. El resultado ha sido una negativa "porque prefiero olvidar y dejarlo correr" y me he disgustado nuevamente.

Pero... "mover pieza", que parece ser mi destino en esta vida, parece que va a dar sus resultados. No sé qué va a ocurrir de aquí en adelante, pero ya estoy más tranquila.

Peluquera favorita: "¡Mil gracias por el té con hielos en el lugar de paz, por escucharme, aconsejarme, poder ser confidentes!

5 comentarios:

  1. Bien por dejar atrás los complejos!!

    Ole tus ovarios!!

    ResponderEliminar
  2. Pues a dar rienda suelta aquello que siempre has querido y nunca te has permitido hacer ;)

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Respuestas:

    Chris: ¡No era complejo! Falta de costumbre...

    M: ¿Verdad? ¿Te apuntas?

    Blau: :-D

    ResponderEliminar

Tu versión